jueves, 21 de febrero de 2019

Fira Dolça

Fira Dolça d'Esporles

Hacía muchísimo tiempo que teníamos ganas de ir a esta fira y siempre nos surgía algo que nos impedía ir. Hace un par de años parece que todos los astros se alinearon y por fin pudimos ir a verla.

La Fira Dolça se celebra el primer domingo de octubre en el municipio de Esporles. Se celebró por primera vez en 2005 y se ha convertido en una de las fiestas más conocidas de Mallorca.

Es recomendable llegar a primera hora de la mañana o al mediodía, ya que sino se crea un atasco para entrar al pueblo que se hace desesperante. El acceso al centro está cortado, pero habilitan varios aparcamientos públicos para acceder al pueblo. Eso sí, no os libraréis de una pequeña caminata.

Lo primero que nos encontramos al entrar fue un grupo de gente mayor haciendo encaje de bolillos. Todo un arte digno de admiración. Los bordados les estaban quedando preciosos.

Aparte de los puestos de comida, dulce y salada, en esta fira puedes encontrar paradas de todo tipo. La mayoría se concentran en la plaza principal del pueblo de Esporles pero en las calles colindantes también puedes ver muchas cosas. Como el puesto que vimos en una pequeña calle paralela al torrente donde nos encontramos a nuestros amigos de Amart Palma.

Cada año incluyen en sus actividades diferentes talleres y degustaciones, pero conviene que consultéis el programa actual del año que vayáis a visitarla. Normalmente está disponible en la página web del Ajuntament de Esporles.


Cuando volvimos a la plaza principal nos sorprendió un grupo de ball de bot que nos hizo una pequeña demostración de diferentes bailes mallorquines. Espero que algún día me anime y me apunte a aprender a bailar como ellos. ¡Me dan mucha envidia! Hace tiempo que la idea me ronda por la cabeza, pero entre unas cosas y otras nunca me he decidido, aunque nunca es tarde para aprender.

Tiene toda la pinta de que este baile cansa muchísimo, y hay que ir alerta a no lesionarse. Ya que vimos como uno de los bailarines más mayores se torció un tobillo mientras bailaba. ¡Pobre! Me dio mucha pena el hombre y seguro que a él le supo mucho más mal tener que dejar a sus compañeros colgados para el resto de la exhibición.

¡Y como no! A nuestra pequeña bailarina le encantó todo aquello. Aunque ella es más de estilo libre jajaja. Puedo prometer y prometo, que si algún día encuentro un curso para aprender a bailar, que podamos ir las dos, nos apuntamos.

Viendo tantas opciones disponibles para comer, creo que la próxima vez nos lo plantearemos de otra manera y nos quedaremos a comer allí. Y así aprovechamos y nos comemos unos cuantos postres sabrosos...

Lo último que nos encontramos cuando nos íbamos hacia el coche, fue una pequeña batucada que amenizaba la fiesta.

¡Vamos! Que ese día encontramos todos los ingredientes de una nada aburrida fira que le recomiendo a todo el mundo visitar como mínimo una vez.



Y desde uno de los carteles de la fira, que están impresos en cajas de ensaïmadas de la manera más original posible, nos despedimos de vosotros hasta nuestra próxima aventura por Mallorca.

¡Hasta la próxima!


PD: Dentro de poco es la diada de Balears, quizás podamos ver algo interesante. Ya os iré contando...



martes, 29 de enero de 2019

Porto Cristo

Porto Cristo


Con este frío hecho muchísimo de menos el verano. ¡Últimamente más que nunca! Será cosa de la edad, pero de cada vez sobrellevo peor el invierno. Y con mis recuerdos de verano quería traeros hoy nuestras primeras vacaciones con nuestra peque en las que nos fuimos a un apartamento en Cala Romántica.

Aunque nunca he pedido nada por tener el blog, algunas veces he obtenido algunas ventajas y una de ellas fue esta semana que pasamos en unos apartamentos cerca de Porto Cristo. No recuerdo bien la agencia ni los apartamentos que fueron porque ya han pasado más de 2 años, pero mejor no recordarlo. Posiblemente, de las peores estancias en las que hemos estado. Un pequeño, húmedo y oscuro apartamento en el que lo único que queríamos era salir de allí. De hecho, no aguantamos ni siquiera los 7 días. Preferimos irnos antes a casa. Así que mejor no hacerle ningún tipo de propaganda, ni buena, ni mala.

Pero quitando estos malos recuerdos, disfrutamos de unos días de la costa de Manacor. Y en esta entrada os quiero enseñar lo que pudimos ver en Porto Cristo. Como ya he comentado, la localidad de Porto Cristo pertenece al municipio de Manacor y representa su puerto.

Passeig sa Sirena
Empezamos nuestra ruta por el Paseo de la Sirena. Situado en el carrer Bordils y justo enfrente de la playa principal de Porto Cristo. Se le puso este nombre por una pequeña estatua en forma de sirena que fue destruida después de la Guerra Civil. En 1988, y coincidiendo con el primer centenario de la localidad, se instaló la sirena de metal que se puede ver ahora en el paseo. Es obra del escultor Pere Pujol.

Es un paseo muy concurrido en el que se suelen centrar los mercados y fiestas del lugar. Los domingos recoge el mercado semanal.


Platja de Porto Cristo
Desde diferentes puntos del paseo podemos acceder a la playa de Porto Cristo. Es una pequeña playa de arena fina y blanca con agua cristalina que dispone de vigilancia y duchas. A pesar de que sea la entrada del pequeño puerto o mollet, está muy limpia y es muy tranquila. Hay un paseo que te lleva desde la playa hasta Ses Coves Blanques (mirando el mar, hacia la izquierda).


Estas cuevas ubicadas en los acantilados estuvieron habitadas hasta finales del siglo XIX por pescadores que formaron el primer núcleo de población de la zona.

Seguimos nuestro paseo en coche, aunque también se puede hacer a pie, para ver uno de los pocos restos que se conservan de los primeros cristianos que habitaron Mallorca. Al principio del carrer de Joan Amer y custodiado por un cristal de seguridad, se puede ver la pila bautismal que formaba parte de la basílica paleocristiana de Sa Carrotja del siglo V.

Església de la Mare de Déu del Carme
Si volvemos al Paseo de la Sirena y nos dirigimos hacia la plaza del Carmen nos encontraremos con la iglesia de Porto Cristo. La iglesia de la Mare de Déu del Carme se empezó a construir en el año 1890 pero no se inauguró hasta 1949. Tiene una sola nave con dos capillas laterales y en la que predomina la simetría (con lo que me gusta a mi lo simétrico).

No pudimos entrar pero me queda pendiente para una nueva visita. Y como para entrar en las iglesias, normalmente, hay que ir en sus horarios de misa, los sábados hay misa por la tarde y los domingos mañana y tarde. También he visto que de junio a septiembre hay misa entre semana a las 20:30.


Torre del Serral dels Falcons
De nuevo cogemos el coche para dirigirnos hasta el final de la avenida de Joan Servera Camps. Desde este lugar, a parte de tener unas vistas magníficas de Porto Cristo y la costa manacorina, podemos ver la Torre del Serral dels Falcons. Una de nuestras tantas torres de vigilancia y defensa. Datada alrededor del año 1577. Con el paso del tiempo y tras varios bombardeos franquistas, la torre se deterioró mucho y en 1960 los propietarios del terreno la reconstruyeron y luce así de fantástica.

Creo recordar que había un pequeño párking en esta zona y se puede pasear tranquilamente para disfrutar de las vistas.

Finalizamos nuestra visita de la mejor manera posible, comiendo en uno de los muchos restaurantes que podemos encontrar por el puerto. Nosotros comimos en el Restaurante Cap d'es Toi y nos gustó muchísimo. Buena comida y no excesivamente caro teniendo en cuenta su ubicación. 


Y con nuestra peque, que en esta foto está súper peque, nos despedimos de vosotros hasta nuestra próxima aventura por Mallorca. Adoro esta isla y nunca me cansaré de visitarla.

¡Hasta la próxima!


viernes, 18 de enero de 2019

Els Fornassos

Els Fornassos


Empezar de nuevo a escribir en el blog es como empezar a ir al gimnasio. La primera vez cuesta mucho decidirse. Hoy he decidido seguir con una entrada que ya empecé y a pesar del poquito tiempo que le puedo dedicar, espero ponerme al día con todas las que ya tenía empezadas y poder visitar muchos sitios nuevos de nuestra querida isla.

En esta ocasión os quiero enseñar esta pequeña excursión que hicimos hace un par de años. Fue un año en el que la primavera no fue casi lluviosa y hacía un tiempo ideal para ir de ruta.

Esta pequeña zona de picnic la conocimos gracias a mi familia materna con la que ya pudimos disfrutar de un día estupendo. Fuimos de nuevo un domingo del Ángel en el que volvimos a disfrutar de esta zona que se encuentra en Caimari.

Desde aquí se pueden admirar unas vistas preciosas de la isla y, como no, también de Caimari. En esta área hay un decena de mesas y un par de ellas dobles. También hay un baño de obra, agua corriente, zonas de barbacoa, parque infantil e incluso vimos postes con luz y enchufes (no se si tenían corriente, no lo probamos).

Y si a parte de disfrutar de la zona de mesas queremos pasear un poco, tenemos la posibilidad de realizar alguna excursión. Y como teníamos muchas ganas de hacer alguna, hicimos este pequeño tramo que une el área recreativa de Els Fornassos con el Coll d'es Matar.

No es una excursión muy larga, pero el camino tiene mucha pendiente y esta lleno de piedras. Teniendo en cuenta que íbamos con nuestra peque, mis sobrinas y mis padres, no estuvo nada mal. Tuvimos que hacer un par de paradas, pero más o menos todos aguantamos el tipo.


Estoy segura que nuestra niña ahora aguanta mucho más. Tengo muchas ganas de que empiece de nuevo la temporada de excursiones y estoy segura que a ella también le va a gustar tanto como a nosotros.

Una vez que llegamos arriba, encontramos una señal en la que se podía seguir la excursión por diferentes caminos. No se indicaban los tiempos en todos los caminos, así que no estoy segura si las excursiones son muy largas o no.
Nos quedará pendiente hacer la excursión completa hasta el mirador de s'Esquena de s'Ermita, que según la señal solo había media hora más de camino, pero eso tendremos que hacerlo más adelante.

¿Quién sabe? A lo mejor podemos ir este año. Aún así, desde este punto se pueden contemplar unas vistas maravillosas del lugar.


Os dejo el enlace de la ruta que grabe en Wikiloc por si queréis seguirla. Solo grabe el tramo de vuelta. Así que tendréis que tener en cuenta que la duración de la excursión es el doble.

Desde es Coll d'es Matar hasta Els Fornassos


Desde nuestra pequeña victoria en esta excursión (para algunos, la primera) y con nuestra querida familia y compañeros en este día, nos despedimos de vosotros hasta nuestra próxima aventura por la isla.

¡Hasta la próxima!


PD: Espero no demorarme tanto en escribir como la última vez jejeje