miércoles, 5 de junio de 2019

Isla de sa Dragonera

Isla de sa Dragonera


A finales del verano pasado fuimos a visitar esta pequeña isla, que actualmente está protegida y declarada parque natural desde 1995.

Gracias a la invitación de Cruceros Cormorán pudimos llegar a la isla de sa Dragonera. Para esta excursión fuimos con el barco de Mallorca Cat desde Santa Ponça. Era la primera vez que nuestra peque iba en barco y estábamos todos un poco nerviosos, porque no sabíamos si se marearía o no. Pero la verdad es que el trayecto fue muy agradable.


Visión submarina en el Mallorca Cat
Hicimos un par de paradas antes de llegar a nuestro destino para recoger más excursionistas. Y antes de llegar a la isla, una última parada para el que quiera pegarse un capfico. Nosotros aprovechamos para ir a la parte más baja del barco y disfrutar de su visión submarina desde donde se pueden ver los peces y el fondo del mar. A nuestra hija le encantó la experiencia de ver el mar así. Y a los mayores también nos pareció muy entretenido.


Seguimos nuestra travesía y atracamos en el puerto de la isla de sa Dragonera. Desde aquí se indican las cuatro rutas que se pueden hacer por la isla. Como nuestra hija todavía es un poco pequeña para hacer las rutas completas, solo hicimos un pequeño tramo de la ruta que une Cala Lladó con Na Miranda. Desde aquí se ve nuestra preciosa isla de Mallorca y Sant Elm.

Según los científicos, la isla de sa Dragonera, antiguamente, estaba unida a la Serra de Tramuntana y se tendría que considerar como el principio de ésta, ya que en ella se han encontrado variedades de flora y fauna comunes a la Serra.

Pero si por algo se caracteriza esta pequeña isla, es por los "dragones" que habitan en ella. De ahí su nombre de Dragonera. Mires por donde mires, encuentras pequeñas lagartijas alargadas y oscuras correteando por la tierra. Está prohibido darles de comer, aunque los turistas parece que no entienden los carteles (y eso que está perfectamente explicado con dibujos).


Una vez que llegó la hora de partir, volvimos a subir en nuestro barco y nos fuimos hasta una preciosa cala donde nos esperaba un rico plato de paella a bordo.

Una excursión muy completa y agradable para pasar el día en familia disfrutando de nuestro paisaje.

Gracias de nuevo a Cruceros Cormorán por la invitación y por hacernos pasar este día tan agradable. Seguro que repetiremos pronto.


Nos despedimos de vosotros desde la isla de sa Dragonera y mirando haciendo nuestra querida isla de Mallorca. Nunca me cansaré de decirte Mallorca t'estim!

¡Hasta la próxima!




No hay comentarios:

Publicar un comentario